Mujeres que Odian a los Hombres pero Quieren Parecerse a Ellos

Las nuevas feministas dejaron de ser «empoderadas de lo femenino» para asumir un rol masculino.

Como dice la escritora Zoé Valdés «Su solapada aunque máxima aspiración –no nos engañemos– es la hombría. «El hombre soy yo», pareciera que gritan a pecho peludo.»

Pelo corto con corte masculino, axilas peludas, piernas sin depilar, ropa masculina, modales masculinos… ¿Hay alguna duda de que quieren parecerse a los hombres que tanto odian?

Buscan estigmatizar al hombre, anularlo, quitarle todos los derechos, culparlo de todo, si es posible matarlo como sugirió la feminazi Jenny McDermott o como lo expresan en las inscripciones y pancartas en las marchas feministas, eliminar la posibilidad de que una persona sea heterosexual.

La feminista radical Jenny McDermott, una youtuber con poco éxito (no alcanza los 800 suscriptores en su canal) dijo en un video: «La única respuesta es matar a los bebés y matar a cualquier hombre que veas en la calle. Queremos que la especie siga adelante, pero sólo con mujeres en ella».

Si bien el feminismo se inició con el propósito de que las mujeres tengan igualdad de derechos con los hombres, esta idea se ha distorsionado y en este momento las que manejan el movimiento feminista son mujeres resentidas que odian a los hombres.

Pero qué contradicción: odian a los hombres pero su mayor deseo es convertirse en hombres.

Author: Ricardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *