Macumba y otros cultos afrobrasileños ¿tienen relación con la Magia Negra?

Los cultos afrobrasileños provienen de África, y con la llegada de lo esclavos africanos a Brasil alrededor del 1500 se importaron varias de las creencias y costumbres que pronto se mezclaron con las costumbres y creencias propias de los nativos de dicha región, además de mezclarse con creencias provenientes del catolicismo.

Estos cultos afrobrasileños se basan en la posesión, ya que en las ceremonias o rituales, los médiums son poseídos por orishas (espíritus sobrenaturales), caboclospretos velhosexús y otras entidades propias del culto, entrando en estado de trance.

a) Macumba

Con este término se designa las formas brasileñas de vudú y santería, o el culto a deidades africanas a través de la magia y la posesión del espíritu. Estrictamente hablando no hay una religión «macumba«. La palabra se refiere a las dos principales formas de culto practicadas en Brasil que son: candomblé y umbanda. El macumba refiere algunas veces a la magia negra, pero este culto es denominado actualmente quimbanda.

En los rituales de la Macumba podemos mencionar la ceremonias con velas, flores y cigarros y sacrificio de animales.

b) Candomblé

Los dioses principales en el candomblé son el Iemanjá, Xango y Oggún. Las figuras de los santos católicos representan lo que se denomina orishas, incluso Jesús, también denominado Oxalá.

Las ceremonias de candomblé incluyen invocaciones a los dioses, plegarias, ofrendas y posesiones por parte de los orishas (dioses). 

c) Umbanda

La Umbanda o “Espiritismo de Umbanda” es una religión espiritista y esotérica, que combina elementos del espiritismo, catolicismo, el cristianismo místico y el ocultismo, junto a la religiosidad africana, proveniente de Angola y Congo, y la americana, Tupí-Guaraní.

d) Quimbanda

Para los practicantes del quimbanda, los espíritus malvados de la naturaleza son necesarios en la magia negra. Como en el candomblé y el umbanda, los quimbandistas utilizan fuerzas de la naturaleza como mensajeras de los Dioses pero apelan a aquellas identificadas como las que manejan mejor los trucos y son especialistas en brujería y hechicería. El «rey Exu» a menudo se identifica con Lucifer. El Exu de los Caminos Cerrados inspira el máximo temor entre los brasileños ya que si las plegarias son exitosas, las víctimas pueden perder el trabajo, amor y familia, y tal vez morir, encontrando todos «los caminos cerrados», a no ser que sean contrarrestados por la magia blanca de los orishas (santos católicos).

En las ceremonias el macumbero o brujo entra en trance y se dice que entra en contacto con espíritus a los que se les realizan las peticiones.

Estos rituales pueden incluir sacrificios animales, derramamientos de sangre y trances hipnóticos.

Durante las ceremonias se escuchan tambores, cantos y se ejecutan danzas rituales para provocar un trance general en los presentes, quienes en ocasiones terminan el ritual exhaustos y sin memoria de lo sucedido, más que de manera inconsciente.

Author: Ricardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *