El Coronavirus puede haberse transmitido a través del Pangolín

Los científicos creen que un animal llamado «Pangolín» puede haber sido el huesped intermedio para la transmisión del Coronavirus.

El pangolín es un pequeño mamífero que tiene el cuerpo cubierto de escamas y que se encuentra amenazado de extinción.

Se cree que podría ser un animal clave en la transmisión al hombre del nuevo coronavirus, que ya ha causado cantidades de muertes en China.

El pangolín puede albergar el virus y transmitirlo a otras especies, sin estar enfermo, lo cual lo constituye en un reservorio.

El murciélago es reservorio del coronavirus, pero al parecer no puede infectar directamente al humano, y se hace necesario que el coronavirus pase por el pangolín para poder contagiar al humano.

Los genomas del coronavirus que afectan al humano son idénticos en un 96% a los que circulan en los murciélagos. En cambio hay una similitud del 99% entre los genomas del coronavirus del pangolín y los genomas del virus que afecta al humano.

El virus no puede infectar directamente desde el murciélago a las personas, y debe pasar por un huesped intermedio. Durante un tiempo se pensó que el huesped intermedio podía ser una serpiente, pero dicha hipótesis se descartó y se llegó a la conclusión de que sería el pangolín.

La carne del pangolín es muy apreciada por los sibaritas chinos y vietnamitas. Sus huesos, órganos y escamas son muy utilizados en la medicina asiática tradicional.

Desde el año 2016 el pangolín se encuentra como especie protegida por estar en peligro de extinción, pero a pesar de eso se ha seguido comercializando en forma ilegal.

El coronavirus que ha aparecido presuntamente en un mercado de la ciudad de Wuhan en donde se comercializan animales salvaje amenaza al mundo, por esta causa el gobierno de China prohibió totalmente el comercio y el consumo de animales salvajes, para evitar que se siga propagando la epidemia.

El mercado de Wuhan fue clausurado después de la aparición de la epidemia. Tenía una sección de animales silvestres, donde eran faenados distintos ejemplares de animales cuyas partes se vendían luego como alimento, tales como camellos, koalas y distintas especies aviares.

Además se vendían cachorros de lobo vivos, cigarras, escorpiones, ratas, ardillas, zorros, civetas, puercoespines, salamandras, tortugas y cocodrilos.

Los murciélagos y pangolines no figuraban en esa lista, pero se tiene información concreta de que esas especies animales fueron vendidas en ese mercado.

La profesora Diana Bell de la Universidad de East Anglia dijo, refiriéndose al mercado de Wuhan: «Estamos reuniendo animales de diferentes países, diferentes hábitats, diferentes estilos de vida, en términos de animales acuáticos, animales arbóreos, etc., y los mezclamos y es una especie de crisol, y tenemos que dejar de hacerlo».

Se cree que a raíz de esta mezcla de distintas especies silvestres, se da el pasaje de algunos virus de una especie a otra, y las mutaciones que hacen que aparezca este tipo de epidemias que puede convertirse en en una pandemia.

#coronavirus #quedateencasa

Author: Ricardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *