Kuman Thong, amuleto tailandés fabricado con un feto humano

Espeluznante: Kuman Thong, talismán fabricado con un feto humano

Kuman Thong es un amuleto tailandés creado con un feto extraído de una mujer embarazada, que se fabricaba en Tailandia.

Se dice que Kuman Thong es un niño fantasma.

Los Kuman Thong, que significa «bebe dorado» son considerados benéficos y capaces de atraer la buena fortuna. De acuerdo a las tradiciones se deben tener en algún lugar especial, donde su dueño deberá profesarles veneración y devoción.

El propósito principal del Kuman Thong es proteger al propietario. El fantasma del niño pequeño podría activarse con mantras para luchar contra los enemigos del propietario o para proteger los tesoros del propietario.

Fue creado por primera vez hace unos 500 años por Khun Paen. Se puede decir que Khun Paen fue el primero que creó un Kuman Thong cuando murió su esposa embarazada. Llevó al feto muerto desde el vientre de la mujer difunta a la zona exterior de Bosth de un templo budista, que es un sector tan sagrado que no pueden entrar fantasmas o espíritus poderosos para acosar. Según las descripciones legendarias, Khun Paen cantaba algunos mantras importantes para activar el espíritu de Kuman Thong mientras horneaba al bebé muerto en el fuego.

La forma tradicional de fabricar el Kuman Thong es extraer el feto del vientre de su madre, la cual puede ser que esté muerta o extraerlo quirúrgicamente de la madre viva, y tostarlo mientras el nigromante realiza los cantos para unir el espíritu del niño con el cadáver.

El hechicero va al cementerio solo en la noche, desentierra el cadáver de una mujer embarazada, corta el abdomen del cadáver sacando al bebé muerto, y luego corre directamente a la zona exterior de Bosth (zona muy sagrada del templo) e inicia los procesos de cocción, mientras entona cantos y mantras. Se dice que ese es el lugar seguro para evitar que el fantasma de la madre trate de llevarse de vuelta a su bebé. Así que sólo un brujo de mente fuerte que posee los conocimientos mágicos avanzados para luchar contra el fantasma podría hacer esto.  

Cuando termina el ritual, cubre el feto de laca y pan de oro. Por esa razón se le llama «chico dorado». En algunas oportunidades se le aplicaba también una sustancia que se obtiene pasando una vela por debajo de la barbilla de una embarazada muerta y recogiendo el aceite que cae.

Actualmente, al haberse prohibido la práctica de esas atrocidades, se crean muñecos en la forma de un niño pequeño con diversos materiales, como madera, bronce, yeso, etc., y se comercializan como Kuman Thong, lo cual puede verse en Ebay por ejemplo.

De todos modos, en tiempos actuales se han detectado personas inescrupulosas vendiendo Kuman Thong fabricados con fetos humanos.

Author: Ricardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *